Proyecto de construcción de 200 viviendas en la cara norte de La Picota

Una decena de organizaciones conservacionistas de Cantabria [1] piden la aprobación inmediata del PORN del Parque Natural de las Dunas de Liencres para evitar la construcción de 200 viviendas en La Picota.

Una nueva y clara amenaza se cierne sobre el Parque Natural de Liencres, lugar que forma parte de la Red Natura 2000 y que alberga uno de los sistemas dunares más importantes del norte de España. Para las organizaciones conservacionistas de Cantabria, el expediente de Evaluación de Impacto Ambiental presentado en Agosto de 2013 por la Junta de Compensación del Sector 2 de Liencres para la construcción de 200 viviendas y que ahora está en tramitación en la Consejería de Medio Ambiente supone sin duda una amenaza real para el parque natural.

Vuelta al ladrillo

Pese a que en la cara Sur de la Picota los tribunales paralizaron y sentenciaron la urbanización del Cuco, hoy convertida en un monumento al afán constructor en la costa de Cantabria, no parece ser suficiente escarmiento para que se presente de nuevo un proyecto urbanizador aún más impactante sobre la cara norte de la Picota. El Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de la Dunas de Liencres iniciado por la Orden GAN/67, que data de Julio de 2.006 y que aún no ha sido aprobado, eliminaba cualquier actuación sobre el medio físico e incluía este sector en zona no urbanizable.

Los retrasos desprotegen el parque natural

En Septiembre de 2006, cuarenta Organizaciones no Gubernamentales de Cantabria firmaron un manifiesto sobre la necesidad de este PORN que extiende los límites del Parque Natural de Las Dunas de Liencres al monte la Picota dando cohesión a los ecosistemas y elementos geomorfológicos y paisajísticos que constituyen el patrimonio natural de espacio protegido. Sin embargo y tras nueve años de haberse cumplido holgadamente los trámites de desarrollo del Plan que han incluido consultas, exposición pública, estudio y contestación de alegaciones aún seguimos esperando su aprobación.

A juicio de las organizaciones conservacionistas estos retrasos, lejos de garantizar los derechos y garantías legales, lo único que consiguen es desproteger el parque natural y alimentar las ideas tóxicas entre los habitantes de la zona de identificar el PORN con un proceso general de expropiación de bienes y derechos o un perjuicio a las actividades agrícolas o ganaderas, ideas que en absoluto se ajustan a la realidad.

Actividades compatibles con la conservación

Para las organizaciones conservacionistas de Cantabria, las actividades agrícolas y ganaderas tienen cabida en el mantenimiento sostenible del entorno, y de hecho en la fase de alegaciones se ha asumido la construcción de estabulaciones que a ello favorezcan. Lo que sí que se ha considerado incompatible es la posibilidad de construir viviendas anexas, entre otras razones porque que ni las distancias lo exigen ni están permitidas por un instrumento anterior de mayor rango, que es el POL y que califica a toda la zona de la mies de Liencres como zona de Protección Litoral. Además existe suelo urbanizable de sobra en las cercanías, con lo cual no habría justificación para edificar ningún tipo de vivienda en la zona.

En definitiva, las organizaciones conservacionistas requerimos al Gobierno de Cantabria a que paralice la tramitación del expediente de urbanización del sector 2 de la Picota, y proceda sin más demora a la aprobación e implantación definitiva del PORN del Parque Natural de las Dunas de Liencres mediante su publicación en el Boletín Oficial de Cantabria dentro de la actual legislatura.




Visitantes conectados: 966